[ 2 junio, 2020 by Marcel Martinez 0 Comments ]

¿Por qué después de hacer dieta y bajar de peso, volví a subir?

¿T

e suena familiar el título de esta nota? Quizá a muchos nos habrá ocurrido que, después de seguir un plan de alimentación, logramos reducir tallas y sentirnos mejor y al poco tiempo recuperamos más de lo que perdimos mientras estuvimos siguiendo la pauta y comienzan los cuestionamientos. Para este suceso existen dos respuestas.

La primera, es la científica:

Al ingerir pocos alimentos o muy restrictivos de nutrientes, el cuerpo entra en estado de “emergencia”, consumiendo lo que tiene a disposición (grasas, masa muscular, eliminando agua- es aquí donde pierdes peso rápidamente), hasta que se acostumbra a ese estado y comienza a almacenar nuevamente todo nutriente que llegue (en forma de grasa o azúcar) pues “cree” que este estado de “emergencia” es permanente y necesita tener reservas (es aquí donde vuelves a ganar peso)

La segunda:

Llevaste un plan de alimentación muy equilibrado, tu pérdida de peso fue adecuada, pero dejaste la “dieta” y volviste a comer todo cuanto se te cruzó por delante y todo aquello que se te fue excluido de la minuta… En ambos casos, la causa es la misma: NO cambiaste tus hábitos de vida y NO aprendiste a comer.

Cuando haces un compromiso con tu bienestar (sea físico, mental, social o todo), no solo te comprometes a lograr una meta que te permita sentirte mejor de salud (entendido como ausencia de enfermedad) o lucir más [email protected], si no también a cambiar tus hábitos de vida. Una vida acelerada, repleta de procrastinación (todo es más importante que hacer algo por y para ti), de mal dormir, de no ejercitar tu cuerpo ni tu espíritu, a la larga termina en pérdida de salud. Comienza el estrés, los problemas intestinales, úlceras, fatiga crónica, depresión, etc.

¿Te has preguntado alguna vez por qué no logras tus metas?

Probablemente tu respuesta es que te falta constancia o no tienes fuerza de voluntad. Yo era así. Comenzaba y no terminaba. Subí 20 kg durante mi embarazo. Llegué a no poder verme la punta de los pies o secarme. Necesité ayuda.

Después de que nació mi bebé, no tenía ropa que me cupiera. Terminé usando la de mi entonces marido. Me deprimí. No entendía cómo había llegado a ese extremo.

Tras muchas noches de navegación en la red, descubrí que existía una dieta que hacía “milagros”. Prometía una rápida pérdida de peso y más aún, sin efecto rebote.

Fui con mi nutricionista y le pedí seguir ese plan. Con el correr de las semanas, logré volver a mi peso antes de embarazarme en cuestión de cuatro meses y nunca más volver a un sobre peso como aquél. Se estarán preguntando cuál fue ese plan tan maravilloso, pues les cuento que seguí la famosa Dieta de South Beach.

No se trató sólo de seguir el plan, si no también modificar mi estilo de vida y hábitos.

Aprendí muchas cosas durante esos cuatro meses, pero lo más importante: aprendí a comer. Hoy como de todo (incluido tortas, helados, hotcakes, etc).

Los seis primeros meses de mi entrenamiento como coach, fueron reveladores para mi vida.

Logré identificar los motivos que me llevaron a mi mala relación con la comida y conocí la importancia de la alimentación primaria, esa que nos alimenta el alma, el espíritu y se conforma por todo el ambiente que nos rodea y que influye de forma inconsciente en nuestros hábitos y que nos lleva a disociarnos de la consciencia plena del acto de comer.

Logré el crecimiento personal que necesitaba para impulsarme a conseguir mis metas, pero lo más importante, descubrí mi propósito de vida.

De esta manera, pude diseñar una metodología de coaching nutricional pensado en personas que han sufrido la frustración constante de pasar por planes de dietas muy restrictivos y no han logrado los resultados esperados o, si lo han logrado, han sufrido del efecto rebote.

No te propongo una dieta, te propongo acciones concretas, flexibles y agradables que te permitan incorporar nuevos hábitos de forma gradual, que terminen por llevarte a descubrir tu propio estilo de vida saludable, respetando tu bioindividualidad.

Soy MariFer Wellness, me especialicé en Nutrición Integrativa y soy Health Coach.

Ayudo a personas que, como yo, no se sienten bien con su estilo de vida o han perdido la salud.

Mariana Díaz Fuentes

[Health Coach en Nutrición Integrativa]

Durante el plan de bienestar no sólo te acompaño a cumplir tus metas de peso, si no también las de vida.

 

¿Cómo? Te entrego herramientas que te permiten cambiar tus hábitos a través de motivación diaria, ejercicios prácticos y un completo programa con más de veinte años de experiencias exitosas alrededor del mundo. Recuerda, todo lo que haces hoy por tu salud y bienestar repercute en un mejor mañana.

 

¿Por qué pasar tu vida a dieta? ¡Mejor cambia de hábitos y construye un estilo de vida saludable que te dure para siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *